5 peores momentos para beber alcohol

 5 peores momentos para beber alcohol

El consumo de alcohol no es recomendable en ningún momento. Sin embargo, existen momentos que son los menos indicados para tomar una bebida, ya que en algunos casos se pueden aumentar los efectos negativos en tu cuerpo e incluso poner tu vida en riesgo.

1. A primera hora de la mañana

Si una persona siente que necesita beber a primera hora de la mañana para afrontar el día es un signo de dependencia psicológica. Si el individuo bebe por la mañana, puede fácilmente llevarlo a beber todo el día, señalan los American Addiction Centers (AAC).

Además, consumir alcohol con el estómago vacío aumenta la probabilidad de desarrollar enfermedad hepática alcohólica y demencia alcohólica.

Beber por la mañana también puede significar que el individuo sea más propenso a sufrir accidentes, reducir la productividad laboral.

2. Cuando consumes medicamentos

No es recomendable el consumo de alcohol cuando tomas medicamentos. El alcohol aumenta los efectos analgésicos, reforzantes y sedantes de los opiáceos, lo que eleva el riesgo de abuso combinado de alcohol y opiáceos, así como de sobredosis.

Mezclar alcohol y aspirina aumenta el riesgo de hemorragia gástrica y mezclar alcohol y acetaminofén puede causar insuficiencia hepática aguda, señala el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA).

3. Cuando ya has ingerido dos bebidas

Sin importar la hora, no es recomendable exceder los límites del consumo moderado de alcohol de una bebida para las mujeres y dos para los hombres.

El consumo excesivo de alcohol se considera más de 4 bebidas para los hombres o más de 3 bebidas para las mujeres, en aproximadamente 2 horas. Los atracones de alcohol aumentan el riesgo de daños agudos, como desmayos  y  sobredosis, de acuerdo al NIAAA.

Una sobredosis de alcohol puede causar daño cerebral o la muerte.

El consumo excesivo de alcohol también aumenta la probabilidad de comportamientos sexuales peligrosos, caídas, quemaduras, ahogamientos y accidentes automovilísticos.

4. Antes de acostarte

No se recomienda consumir alcohol en las últimas cuatro horas antes de irse a la cama. Aunque el alcohol puede ayudar a conciliar el sueño, interfiere con la calidad de su sueño.

A medida que avanza la noche, el alcohol puede crear un desequilibrio entre el sueño de ondas lentas y el sueño REM. Lo que puede resultar en una duración del sueño más corta y más interrupciones del sueño, explica Sleep Foundation.

5. Cuando estas estresado

Una bebida puede proporcionarte un poco de relajación al principio, liberando endorfinas y aumentando los niveles de serotonina. Pero esa es una solución a corto plazo, puede conducir a una dependencia del alcohol a largo plazo.

Cleveland Clinic comparte que si alguien aumenta su dependencia del alcohol para lidiar con el estrés, eso conduce a la exacerbación de la depresión y la ansiedad.

Aunque pueden parecer situaciones evidentes para evitar el alcohol, no está de más hacer énfasis en ellas, como:

  • Cuando se planea conducir u operar maquinaria, o participar en actividades que requieran habilidad, coordinación y alerta.
  • Se está embarazada o intentando quedar embarazada
  • Se tienen ciertas condiciones médicas.
  • Se está en recuperación de un trastorno por consumo de alcohol o no se puede controlar la cantidad.
  • Se es menor de 21 años.

Samuel Zuleta

https://samuelzuleta.farmacodependencia.com/

Magíster en Drogodependencias, Especialista en Farmacodependencia, Psicólogo.

Publicaciones relacionadas