Breve historia del tabaco

 Breve historia del tabaco

El descubrimiento del continente americano fue un hecho de tal magnitud en la mentalidad y la economía de los viejos pueblos de Europa, que todo cuanto provenía del continente colombino era motivo de grandes y generales comentarios, magnificándose asombrosamente todas las noticias y novedades que llegaban de aquellas nuevas tierras envueltas en la aureola de la fantasía y de la exaltación

El tabaco, de la voz caribe “Tobak”, desde el primer momento, fue motivo de suma curiosidad de las gentes y dada la modalidad de aquella época, todo el mundo se creyó capacitado para opinar en favor o en contra de la “yerba bruja”. Médicos, boticarios, clérigos y obispos, funcionarios, autoridades, príncipes y reyes, tomaron parte en la porfía en defensa o desmedro de la solanácea tropical.

Los orígenes históricos del tabaco son claros y precisos desde el momento en que fue descubierto por la primera expedición de Cristóbal Colón a los pocos días de su arribo a la isla de Guanahani (Islas de Santo Domingo). No obstante su aparición en Europa, primero en España y luego en Portugal, Francia, Italia e Inglaterra, fue rodeado de fantásticas leyendas y de una enmarañada literatura polemista.

Fue Cristóbal Colón quien presentó el tabaco oficialmente a las autoridades españolas, acompañando su primera muestra con una descripción apropiada a los datos que tenia de esta planta que llamó “buglosa”.

Cuando Cristóbal Colón asentó pie en las cosas de Guanahani, a los pocos días envió hacia el interior de la isla una expedición al mando del capitán Don Rodrigo de Xerés, para observar las costumbres de los indígenas. Mientras recorrían los alrededores del campamento, pudieron notar, sorprendidos, que los nativos se entregaban a gustar el humo de una planta que fumaban formando rollos de sus hojas que encendían por un extremo para absorber por el otro el producto de su combustión.

Poco tiempo permaneció en Guanahaní el Capitán Rodrigo de Xeres, que al regresar a España, con su buen humor, se propuso admirar a sus paisanos fumando a diario sendos puros humeantes que llamaron la general atención con el corolario de sabroso y raros comentarios del paisanaje coterráneo.

Placa inaugurada el 24 de Noviembre de 2007 en Recordación del Navegante Rodrigo de Xerez

En Ayamonte, su ciudad natal, don Rodrigo Sembró semillas de tabaco y obtuvo sus cosechas que convertía en puros que saboreaba constantemente, logrando despertar la envidia y al par que muchos caballeros deseaban igualarle para adquirir aquella notable fama de hombre extraordinario de que gozaba el bizarro capitán de Cristóbal Colón.

Bien pronto, debido a los prejuicios de la época y la envidia que despertara don Rodrigo, se vio envuelto en un juicio de la inquisición donde se le acusaba de hechicería. La prisión de Rodrigo de Xerés, fue la consagración oficial de su entusiasta propaganda por el tabaco.

Al salir en libertad, gracias a la intervención directa del Rey y grandes señores, Don Rodrigo hizo el mayor alarde de su cigarral, que se convirtió en punto celebre en España y lugar de verdadera irradiación de semillas para los variados cultivos que por toda la península se hicieron de la yerba bruja, para fumar y curar.

En 1949, dos años después del descubrimiento de américa, se publicaba en España el primer libro o tratado sobre el tabaco en polvo, que adquiría notable consumo popular.

El rey Felipe II, 65 años más tarde de la llegada del tabaco, ordenó al sabio medico Don Francisco Fernández de Toledo que fuera a México para estudiar esa planta y llevas sus mientes a España Con tal motivo el ilustre medico de su majestad partió para la “nueva España” en el año 1559. A su regreso, el doctor Fernández de Toledo llevó semillas de tabaco y una memoria interesante sobre usos de esta solanácea en varios países del nuevo mundo, así como la forma indígena de sus cultivos y modos de secamiento y de consumo en sus diversos empleos.

Puede asegurarse que a partir de este hecho trascendental, el tabaco quedó consagrado en España como un producto de consumo libre que manipularían industrias especiales.

Related post