Compras con tarjeta de crédito desatan en el cerebro una reacción como la de la cocaína, según estudio

 Compras con tarjeta de crédito desatan en el cerebro una reacción como la de la cocaína, según estudio

Muchas veces escuchamos hablar de personas adictas a las compras, pero parece que esta tendencia se agudiza cuando se trata de usar la tarjeta de crédito. Esos temores han llevado, incluso, a que muchas personas prefieran no tenerlas, no solo para evitar tentaciones sino porque las compras con dinero plástico suelen ser más costosas por los intereses que se cobran cuando se trata de obtener productos por cuotas.

¿Pero a qué obedece que una persona use la tarjeta de crédito a veces de manera desaforada? Se acaba de conocer un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) que muestra que las compras con plástico generan la misma reacción química en el cerebro que las drogas adictivas como la cocaína y las anfetaminas.

Desde hace mucho tiempo se ha determinado que los compradores tienden a gastar más cuando usan plástico en lugar de efectivo, lo que ha provocado temores en los hogares sobre el incremento de deudas.

Los investigadores encontraron que las tarjetas de crédito “pisan el acelerador” al hacer olvidar los costos independientemente de los gastos. Son varios los sectores de consumo los que más inciden en la utilización de las tarjetas de crédito y que pueden despertar diferentes deseos, mostró el estudio.

Estas se usan en restaurantes y, en días festivos, y crean un mayor apetito por el gasto, especialmente con el abastecimiento de combustible para los vehículos, por ejemplo.

El coautor del estudio, el profesor Drazen Prelec, dijo que “las redes de recompensas en el cerebro se activan mediante una compra con tarjeta de crédito”

“El acto de poner esa tarjeta de crédito de plástico en la mano está asociado con compras agradables”, indicó.

Los investigadores estudiaron escáneres cerebrales de participantes que utilizaron tarjetas de crédito personales o efectivo para realizar compras reales de productos cotidianos.

Los hallazgos, publicados en la revista Scientific Reports, encontraron que las compras en efectivo no estimulan las “redes de recompensa” en el cerebro.

El análisis insiste en que el gasto con tarjeta de crédito desencadena la misma reacción química en el cerebro que las drogas adictivas.

En Reino Unido, el canciller de la Hacienda, Rishi Sunak, confirmó en el presupuesto que el límite para un pago único con una tarjeta de crédito aumentaría a 100 libras (unos $500.000) a finales de este año, con lo que habrá un mayor cupo para las compras generando el mayor uso de las mismas.

La pandemia ha acelerado la disminución del efectivo y se alienta a los compradores a usar la tecnología sin contacto para detener la propagación del coronavirus.

Samuel Zuleta

https://samuelzuleta.farmacodependencia.com/

Magíster en Drogodependencias, Especialista en Farmacodependencia, Psicólogo.

Publicaciones relacionadas