El Tabaco en Polvo

 El Tabaco en Polvo

El Rapé o tabaco en polvo

Las comunidades indígenas utilizaban de diferentes formas el tabaco, aprovechando sus efectos bifásicos: en pequeñas dosis servía como estimulante, analgésico e inhibidor del hambre y la sed, en cambio, en dosis mayores producía estados alterados de conciencia. A excepción de la inyección intravenosa, los indígenas americanos utilizaron el tabaco a través de todos los medios posibles y gran variedad de formas, congregadas en tres principales grupos: vía gastrointestinal, vía respiratoria y vía percutánea, cada una de ellas con una multitud de variantes según su temporalidad y espacio geográfico. Sin embargo, fumar y esnifar tabaco en polvo fueron las dos formas más comunes de consumirlo en gran parte del mundo después del siglo XVII

El consumo del tabaco en Europa se extendió rápidamente en dos formas: El rapé y Snuff, cuyo centro fue Francia, y el cigarrillo, cuyo centro fue Inglaterra.

En Europa la práctica de esfinar tabaco se convirtió en un arte civilizado que tenía por objetivo provocar un placentero estornudo, por medio de movimientos sofisticados que acercaban los dedos que sujetaban una pizca en polvo a la nariz.

El rapé es tabaco finamente molido y envasado en latas o bolsas que se vende como tabaco seco o húmedo al que se le pueden agregar sabores.

Rapé húmedo se coloca entre la parte inferior del labio o la mejilla y la encía. La nicotina en el rapé se absorbe por medio de los tejidos de la boca. El rapé húmedo también viene en forma de saquitos o bolsitas parecidos a los de té que se pueden colocar entre la mejilla y la encía. Estos están diseñados para ser “libres de humo” y “sin necesidad de escupir” y se comercializan como una forma discreta de consumir tabaco.

Tabaco seco se vende en polvo y se consume al aspirar o inhalar el polvo por la nariz.

Related post