Encuesta revela cómo ha sido el consumo de drogas durante la pandemia

 Encuesta revela cómo ha sido el consumo de drogas durante la pandemia

Encuesta revela cómo es el consumo de drogas durante la pandemia
El 64 % de las personas que respondieron han comprado sustancias ilegales en cuarentena. Algunos se arriesgan saliendo a las calles a comprar.

El 65 % de las personas están consumiendo drogas solas en sus casas y esto significa un alto riesgo para su salud y para sus vidas, piden los productos a domicilio y pagan a través del sistema bancario.

Esta es solo una de las conclusiones de una encuesta a 1.239 personas sobre consumo de drogas en cuarentena que se realizó virtualmente entre el 31 de marzo y el 3 de abril del año 2020.

Se hizo a través de redes sociales y plataformas virtuales del proyecto Échele Cabeza y otros proyectos de la Corporación Acción Técnica Social (ATS) que cuentan con cerca de 120.000 seguidores. El 95 % de quienes respondieron son de Colombia: 64 % de Bogotá y los restantes de ciudades como Medellín, Cali, Bucaramanga, Tunja, Manizales, Pereira, entre otras.

¿Por qué hacer este trabajo? Según los expertos, porque al cambiar el contexto del consumo se afectan la experiencia y la relación con las sustancias que se están dando en este periodo de aislamiento. Las hace más individuales que sociales, y eso trae consecuencias.

Pero la encuesta no solo indagó sobre el consumo de sustancias psicoactivas ilegales como marihuana, cocaína, MDMA-éxtasis, alucinógenos, 2CB, medicamentos de prescripción, inhalantes y Popper, sino de aquellas que son legales como cigarrillo, café, alcohol, té y bebidas energizantes. Incluso, se preguntó por dispositivos de administración de nicotina como cigarrillos electrónicos y vaporizadores.

El 81 % de quienes respondieron reconocieron haber consumido al menos una sustancia ilegal en los últimos 15 días antes de la cuarentena, y el 68 % al menos una sustancia legal.

La mayoría (el 70 %) vive con sus familias, mientras que los restantes con amigos, pareja o compañeros de apartamento. Un 6 % dijo que vivía solo.

¿Cuáles son las sustancias que más se consumen?
Según la encuesta, las sustancias más consumidas en la cuarentena son, en su orden, marihuana (25 %), alcohol (19 %), café (14 %), cigarrillo (11 %) y té (8 %). Las que descendieron en su consumo son los alucinógenos (6 %), bebidas energizantes (3 %), cocaína (2 %) y MDMA (2 %).

Eso quiere decir que disminuye el consumo de sustancias psicoestimulantes debido también al cierre de espacios de fiesta y ocio, en donde suelen distribuirse las mismas, pero aumenta el consumo de estimulantes legales como el café, el cigarrillo y el té.

Las sustancias con que más han experimentado las personas en cuarentena son: marihuana (23 %), café (19 %), alcohol (14 %), té (13 %), cigarrillo (10 %), alucinógenos (7 %), sedantes (5 %), bebidas energizantes (5 %), cocaína (3 %), entre otras.

El 49 % dice que ha disminuido su consumo; el 28 %, que se mantiene; y el 23 %, que ha aumentado. Un dato que impacta es que el 65 % de las personas que respondieron la encuesta aseguran consumir solas y el 35 %, que lo hacen acompañadas.

Muchas de las personas que respondieron (21 %) dijeron que ya no disfrutan las sustancias como antes, porque tienen “malos viajes”. El 22 %, por el contrario, afirman que las disfrutan más, mientras que para el 57 % su relación sigue siendo igual.

Otro aspecto importante que toma la encuesta es el del síndrome de abstinencia. El 32 % manifestó que durante la cuarentena la ha sentido. De estas personas, el 58 % reconoce que es por ausencia del consumo de cannabis, seguido de nicotina (13 %), alcohol (10 %), éxtasis (6 %), cocaína (5 %), entre otras.

Ser adicto y estar confinado en la ciudad
El 24 % de las personas han manejado su abstinencia con alimentación, seguido de hidratación (22 %), ejercicio (22 %) y tan solo un 3 % ha pedido apoyo psicológico y un 1 % ha usado medicamentos. En cuanto a la resaca, el 33 % considera que ahora es menos intensa; el 14 %, que lo es más. Y el 53%, que es igual.

Entre quienes respondieron, el 62 % de las personas indicaron que piensan reducir el consumo de sustancias psicoactivas y el 76 % considera que el consumo seguirá después de la pandemia.

¿Cómo se adquiere la droga?
Según la encuesta, además de los hábitos de consumo, han cambiado la compra, la venta y la distribución de las sustancias ilegales. Según Julián Quintero, sociólogo y director de ATS, la cuarentena aceleró procesos de transacciones virtuales y mensajería en el pago y la entrega de drogas, que antes de este periodo ya venían en marcha. “El 64 % de las personas que diligenciaron la encuesta señalan que han comprado sustancias ilegales en cuarentena, principalmente cannabis”, explicó Quintero.

Llama la atención que el 64 %, es decir, 788 personas, adquirieron sustancias ilegales durante la cuarentena. El 43 % indicó que las adquiere saliendo de su casa y las recibe en un punto de encuentro, mientras que el 14 % va a una olla o a la calle.
El 27 %, por su parte, recibe sus sustancias por algún tipo de mensajería tradicional o por aplicación de celular (app).

En cuanto a la forma de pago, el 12 % indica que pagaron sus sustancias por medio de alguna billetera virtual o transferencia bancaria, mientras que el 79 % las sigue pagando en efectivo contraentrega.

Cuando se les preguntó a los participantes quiénes les venden las drogas, el 56 % señaló que lo hace un distribuidor o distribuidora de confianza.

El 73 % considera que conseguir drogas está difícil. Es más, han detectado un aumento de precios en la sustancia, el 65 % dice que han aumentado entre un 25 % y un 50 %, dependiendo de la sustancia y especialmente cannabis. También dijeron que la calidad había disminuido.

Los riesgos
Según los investigadores de la encuesta, hay un alto riesgo de covid-19 de continuar el consumo social debido a que este implica rituales de socialización asociados al compartir una copa, un ‘porro’, un pase, entre otros.

Por lo menos, dentro de los encuestados, el 65 % de las personas que diligenciaron la encuesta indicaron no haber compartido ‘porros’, llaves o jeringas con otras personas durante la cuarentena, así como desinfectar las sustancias después de recibirlas.
En cuanto a la productividad laboral y académica durante la cuarentena, el 55 % de las personas dijeron que habían usado sustancias psicoactivas mientras desarrollaban actividades laborales o teletrabajo: marihuana (17 %), café (15 %), té (7 %), cocaína (6 %), bebidas energizantes (6 %), cigarrillo (5 %).

¿Y la convivencia?
El 59 % reconoció que las personas con las que pasan la cuarentena saben de su consumo, el 39 % admite que no saben y al 2 % le ha tocado “salir del clóset psicoactivo” en esta cuarentena y asumir su consumo.

A quienes aún les toca ocultar su consumo, dicen en un 66 % que han seguido consumiendo a escondidas, 21 % dejó de consumir y el 13 % lo hace en la calle.

El 91 % de las personas respondieron que el consumo de drogas les ha ayudado a sobrellevar esta situación. Sin embargo, en cuanto a la convivencia, el consumo de alcohol y de cocaína afecta de forma negativa en la cuarentena. El 46 % de personas respondieron que les hace mucha falta salir de fiesta.

¿Cuáles son las recomendaciones?
Para los autores de la encuesta, el consumo en el confinamiento presenta un alto riesgo para la salud pública tanto en los hogares como en las calles.

Expertos de la salud pública han manifestado su preocupación frente al manejo de la ansiedad que se está dando en los hogares por medio de la comida y la alimentación. Se estima que las personas, durante la cuarentena, podrían subir entre 4 y 8 kilos si no practican algún tipo de actividad física en sus hogares.

Para los expertos, hay que avanzar en la regulación del cannabis con fines recreativos para que, a partir de allí, se puedan desprender acciones de prevención, reducción de daños y tratamiento para la dependencia.

También preocupa un aumento del consumo una vez termine la cuarentena. El riesgo está en que las personas vuelvan a consumir como lo hacían antes del aislamiento, pudiendo provocar sobredosis, intoxicaciones y crisis derivadas del abuso de las sustancias. “Es recomendable enviar mensajes de autorregulación a los consumidores y preparar el sistema de salud y emergencias para atender esta situación”.

El grado de confiabilidad de la encuesta se realizó sobre un 95 % y el margen de error es del 2,83 %. También es importante tener en cuenta que la muestra esperada era de 286 encuestas y se obtuvieron 1.239, lo que brindó datos más robustos para analizar y generar amplitud de hipótesis en el tema.

El 63 % de las personas encuestadas pertenecen al género masculino y el 35 % al género femenino. Y el 2 % a otro. El 83 % de quienes respondieron tienen entre 18 y 29 años de edad, lo que concuerda con el grupo poblacional de mayor consumo, según los estudios epidemiológicos de consumo.

Related post