Estos son los “hábitos de bebidas” que acortan la vida, según la ciencia

 Estos son los “hábitos de bebidas” que acortan la vida, según la ciencia

Todos al comenzar una dieta nos enfocamos en controlar la ingesta de nutrientes, de tal modo que sin darnos cuenta solemos concentrarnos mucho más en lo que comemos y olvidamos a las bebidas. Inclusive aún cuando en los últimos años hemos escuchado sin parar acerca de los grandiosos beneficios de los jugos verdes y los batidos, sobre todo para desintoxicar al organismo y bajar de peso. 

Lo cierto es que las bebidas son un complemento fundamental en toda alimentación saludable y equilibrada, la selección correcta estimula la pérdida de peso y son un elemento que puede intervenir positivamente en la salud. Teniendo en cuenta el alto consumo de bebidas azucaradas, en Estados Unidos: se estima que aproximadamente el 50% de la población estadounidense consume bebidas azucaradas en su día a día, y alrededor del 10%  de los jóvenes consumen tres bebidas o más. Los adolescentes beben más bebidas azucaradas que otros grupos de edad y los hombres consumen más calorías de las bebidas azucaradas que las mujeres. Vale la pena poner especial atención.

Si bien existen bebidas que se destacan por su poder terapéutico, existen algunos hábitos de consumo cotidiano que podrían afectar la salud y acortar la esperanza de vida. 

1. Beber cuatro o más tazas de café al día

Los amantes del café tienden a excederse y es que no sólo es estimulante, delicioso y aromático, es altamente adictivo. Si bien es cierto que existen miles de estudios que avalan lo beneficios medicinales del consumo diario, en cantidades excesivas el café puede causar daños corporales graves. Según información publicada en The Journal, investigadores de Clínica Mayo descubrió que quienes bebían más de 28 tazas de café a la semana tenían un 21% más de riesgo de morir prematuramente, y los hombres se enfrentaban a un 50% más de riesgo que las mujeres. Esta cantidad suma al menos 4 tazas de café al día. De tal modo que como en todo se recomienda ser muy cautelosos, procura consumir no más de tres tazas y evita endulzarlo o agregar lácteos, es así como realmente obtendrás sus bondades. 

2. Consumo regular y excesivo de alcohol

Todos hemos escuchado en repetidas ocasiones sobre los peligrosos efectos de consumir alcohol diariamente y en exceso, la ciencia respalda que es un hábito que se asocia con daños graves para la salid. Según un estudio, cualquier persona que toma 18 o más tragos en una semana debe esperar que su vida se acorte significativamente. Si bien no hay razón por la cual se deben consumir bebidas alcohólicas a diario, nadie debería tomar más de 14 bebidas en una semana, ya sean tragos o pintas de cerveza. Por si fuera poco se cuenta con otro estudio que fue publicado en CNN, que encontró que incluso siete tragos a la semana podrían acortar significativamente la calidad de vida. 

3. Beber un refresco diario

En los últimos meses todos hablan sobre los devastadores efectos del alto consumo de azúcares añadidos, no solo arruinan cualquier dieta, son veneno puro cuando se consumen demasiado y en forma de bebidas. Según el New York Times, un estudio encontró que un refresco diario conduce a un aumento del 7% en el riesgo de muerte, lo que convierte a los refrescos en una bebida muy potente y letal. Sin embargo no pienses que el hecho de no tomar un refresco diario te liberará, según un estudio realizado por la Clínica Cleveland, el consumo ocasional de refrescos regulares y dietéticos conduce a un mayor riesgo de muerte.

4. Beber jugo todos los días

Todos en algún momento hemos considerado a los jugos como una alternativa mucho más saludable a los refrescos, sin embargo cuando hablamos de variantes de jugos industriales y procesados, son todo lo contrario. Estas bebidas que abundan en cada tienda de la esquina, contienen demasiado azúcar, son altamente calóricas y nulas en nutrientes. Si bien los jugos naturales son ricos en vitaminas y minerales, también contienen azúcar, de tal modo que siempre es importante que vigilar su consumo. Beber más de 8 onzas de jugo al día puede aumentar significativamente las posibilidades de obesidad y enfermedad coronaria, condiciones de salud que conducen a una mayor probabilidad de mortalidad hasta en un 42%. Según un estudio, un vaso de jugo diario puede conducir a un estilo de vida con un alto consumo de azúcares. 

5. Beber tres vasos de leche al día

Claro la leche es considerada un alimento completo, nutritivo y saludable, es refrescante y muy rica en proteínas. Sin embargo si sueles consumirla en exceso, podría deteriorar tu salud y esperanza de vida. Tal como lo sugiere este artículo, en el cual se confirma que un mayor nivel de consumo de leche resulta en un aumento significativo de la muerte. De tal forma que se estima ,o siguiente: tres vasos de leche al día aumentan en un 10% probabilidad de muerte en los hombres, y el 44% de las mujeres tienen una mayor probabilidad de contraer cáncer si beben tres o más vasos de leche al día. Además se cuenta con información revelada por Clínica Cleveland, en la cual se confirma que beber tres o más vasos al día no solo disminuye la esperanza de vida, puede deteriorar los huesos ¡Aunque no lo creas!

Fuente: eldiariony.com – lorenza.amor@gmail.com

Samuel Zuleta

https://samuelzuleta.farmacodependencia.com/

Magíster en Drogodependencias, Especialista en Farmacodependencia, Psicólogo.

Publicaciones relacionadas