Benzodiacepina

BENZODIACEPINA

Dado el amplio número de principios activos dentro de este grupo, se consideraran en conjunto, reseñando los aspectos más relevantes. Las benzodiacepinas son ampliamente utilizadas en el campo de las adicciones pero, dado su potencial de abuso, su manejo ha de ser más cuidadoso que en otros trastornos mentales. Es recomendable limitar al  máximo su tiempo de utilización y las situaciones en que se usan. Su principal indicación es la desintoxicación de las diversas drogas, fundamentalmente alcohol, administradas durante 1-2 semanas. También pueden utilizarse con precaución en presencia de síntomas de ansiedad o insomnio en adictos, aunque hay otras alternativas farmacológicas para estos síntomas. En los adictos se recomiendan utilizar las benzodiacepinas con menor potencial adictivo: son aquellas de menor potencia, de vida media más prolongada, de absorción más lenta y con menos mercado ilegal de la sustancia. En adictos a drogas puede observarse la presencia concomitante de una dependencia de sedantes que puede requerir una desintoxicación con benzodiacepinas de vida media larga en pauta progresivamente descendente o con alguno de los anticonvulsivantes comercializados.

En líneas generales se consideran dos tipos de benzodiacepinas: aquellas de vida media larga, como diacepam, cloracepato, clordiacepóxico, halacepam o ketazolam, que se metabolizan a nivel hepático produciendo un metabolito activo (el nordiacepam) de vida media larga (una excepción sería el clonacepam que tiene vida media larga, aunque
sin metabolito activo). Por otro lado, están las benzodiacepinas de vida media corta, que en general no tienen metabolitos activos como el loracepam o el oxacepam.

El alprazolam es una benzodiacepina de vida media corta, aunque sí presenta metabolito activo. Las benzodiacepinas que se utilizan con fines hipnóticos suelen pertenecer al grupo de vida media corta como lormetazepam, triazolam, flunitracepam o midazolam. El bromacepam, benzodiacepina ampliamente utilizada, tiene una vida media intermedia, con un metabolito de actividad menor al producto original.

Las benzodiacepinas tienen efecto ansiolítico, sedante, hipnótico, anticonvulsivante y miorrelajante, actuando sobre el complejo receptor Gaba-benzodiacepina.

Formula:  acido 3-acetamidopropan-1-sulfonico

Desintoxicación, insomnio y trastornos de ansiedad comórbidos en dependientes. En adictos son preferibles de primera línea, las  benzodiacepinas de vida media prolongada.

Sedación, amnesia, falta de concentración, reacciones paradójicas, depresión respiratoria, dependencia y síndrome de abstinencia con la supresión brusca. Hay que vigilar el riesgo de caídas en ancianos.

Las interacciones armacocinéticas son poco relevantes desde el punto de vista clínico: la
cimetidina y algunos antidepresivos ISRS como fluoxetina o paroxetina pueden producir una inhibición metabólica y aumentar los niveles de benzodiacepinas. Las principales interacciones a considerar son de tipo farmacodinámico, potenciando el efecto sedante y depresor del SNC de otros depresores como el alcohol u opiáceos y otros psicofármacos.

 Embarazo y lactancia: aunque no se asocian con malformaciones relevantes, pueden pasar la barrera placentaria y através de la leche materna, produciendo efectos sedantes en el feto o en el recién nacido; e igualmente se puede producir un síndrome de abstinencia en el niño en el momento del parto. Se han descrito malformaciones congénitas menores por su utilización durante el primer trimestre del embarazo, por lo que se recomienda evitar su uso en ese periodo. Por sus efectos cognitivos, hay que tener especial precaución cuando se conduce o se utiliza maquinaria pesada bajo los efectos de las benzodiacepinas. Si existe insuficiencia hepática, son recomendables las benzodiacepinas de vida media corta sin metabolismo hepático.

Dependerá del tipo de benzodiacepinas. Las de vida media prolongada se pueden dar en una toma diaria única, aunque es práctica habitual dividirla en más dosis para evitar picos plasmáticos elevados. Las benzodiacepinas de vida media corta requieren de una administración tres veces al día.

Duración del tratamiento: Es altamente recomendable utilizarlas durante pocos días o semanas.

Samuel Zuleta

Samuel Zuleta

Psicólogo, Especialista en Farmacodependencia y Magíster en Drogodependencia. Especialista y Magíster en Entornos Virtuales de Aprendizaje.

Abrir chat
1
Hola
Bienvenido a Farmacodependencia.com
¿En que puedo ayudarle?
Powered by