Delirio

Estado mental fluctuante y pasajero, caracterizado por una perturbación de la atención (es decir, menor capacidad para dirigir, enfocar, fijar y desviar la atención) y de la percepción (es decir, con menor conciencia del medio circundante), que se origina en poco tiempo y tiende a fluctuar en el transcurso del día. Va acompañado de otros trastornos de la percepción, la memoria, el pensamiento, las emociones o las funciones psicomotoras. Puede obedecer a causas orgánicas agudas, tales como infecciones, medicamentos, anomalías metabólicas, intoxicación con sustancias psicoactivas o por el correspondiente síndrome de abstinencia.

Samuel Zuleta

https://www.farmacodependencia.com

Magister en Drogodependencias, Especialista en Farmacodependencia, Psicólogo.

Related post

Leave a Reply