Breve historia de la metanfetamina

 Breve historia de la metanfetamina

Todo empezó en una universidad Humboldt de Berlín. En 1871, el gobierno japonés envió a su primer farmacéutico, Nagai Nagayoshi, de 25 años de edad, a estudiar a Berlín. En esta época, la química se estaba sacudiendo los últimos rastros de alquimia y los investigadores estaban haciendo descubrimientos que se convertirían en plásticos, fertilizantes, fármacos, explosivos y otros miles de producto caseros. Nagayoshi fue enviado a estudiar bajo la tutela de un maestro llamado August Wilhelm von Hofmann, quien era mundialmente reconocido por dar clases a sus alumnos en un laboratorio en funcionamiento y por su entusiasmo inusual por los componentes de las plantas. Bajo la instrucción de Hofmann, la Universidad Humboldt nos proporcionó los tintes modernos, la destilación petroquímica y la metanfetamina.

Nagai Nagayoshi

Nagai Nagayoshi quería identificar los elementos de las hierbas asiáticas y terminó aislando el estimulante conocido como efedrina de una planta china, la Ephedra sínica. Se cree que Nagayoshi estaba tratando de crear una droga similar a la cocaína, impulsada por Sigmund Freud en su libro Über Coca en 1884. Sin embargo, cuando se aisló la efedrina en 1885, era un descubrimiento totalmente nuevo y por eso mismo no tenía un uso práctico. Nagayoshi esperaba que la efedrina se utilizara para ayudar a los pacientes con asma pero la farmacéutica alemana E. Merck rechazó el fármaco diciendo que no ofrecía mejora con respecto a la adrenalina. Esto pudo haber provocado que Nagayoshi reforzara sus efectos y así fue como terminó usando la efedrina para sinterizar la metanfetamina en 1893. Pero como otra vez no pudo encontrar una aplicación práctica, la metanfetamina quedó en el olvido.

En 1919, otro químico japonés que estudiaba en Berlín llamado Akira Ogata, descubrió una forma más simple y más rápida para sintetizar la metanfetamina. Adaptó la receta de Nagayoshi para la efedrina y le agregó fósforo y yodo, lo cual produjo el mismo resultado pero en una forma cristalina. Ofreció la receta a la empresa británica Burroughs Wellcome & Co, que fue la primera en sacarla al mercado europeo como tratamiento siquiátrico.

La metanfetamina pasó de ser una novedad esotérica a una droga disciplinaria en la Segunda Guerra Mundial. En 1934, la farmacéutica alemana Temmler empezó a explorar el potencial del fármaco en el mercado de los consumidores. Tras llenar una patente llamada Proceso para la preparación de las aminas, una tableta de metanfetamina llamada Pervitin salió a la venta en 1939. El Pervitin se vendía en un frasco que contenía 30 píldoras digestibles y se vendía al público en general como una forma de incrementar la concentración, como si fuera un Red Bull extremo. Poco después encontró su mercado con los soldados alemanes y con los pilotos de la Luftwaffe. Con el tiempo se le llegó a conocer como la “píldora Hermann Göring”.

En Japón pasó algo muy similar. Pero a diferencia de los alemanes que adoptaron la metanfetamina informalmente, los japoneses la recibieron con el mismo fervor con el que se construye un imperio. La llamaron Philopon, que se traduce como “amor por el trabajo” y la enviaron al ejército y a las fabricas del gobierno. A los pilotos kamikaze les daban dosis muy altas antes de cada misión, por razones bastante obvias. La incidencia de la sicosis provocada por estimulante aumentó pero igual que en Alemania, se le restó importancia a estos casos a petición de las farmacéuticas.

En EU, la década de los 50 fue la época dorada de las píldoras dietéticas a base de metanfetaminas. Muchas empresas patentaron las metanfetaminas para consumo bajo varios nombres, entre estos, Obetrol. Según el Vademécum estadounidense de 1972, cada tableta de 10 miligramos de Obertol contenía 2.3 miligramos de sacarato de metanfetamina. Este tipo de productos se fueron eliminando gradualmente en la década de los 60 y fueron prohibidos en 1970 por la Ley de sustancias controladas en EU.

Fuente: Julian Morgans – VICE (textos adaptados)

Samuel Zuleta

https://samuelzuleta.farmacodependencia.com/

Magíster en Drogodependencias, Especialista en Farmacodependencia, Psicólogo.