Inspírate…

 Inspírate…

Más allá de que la inspiración es un proceso espontáneo y subjetivo que se puede establecer en un determinado estado emocional, creo que cada persona puede hacer “surgir la chispa” en entornos específicos y actividades como podría ser contemplar la naturaleza, escuchar música, viajar o… leer un libro, por ejemplo.

Este libro representa no sólo una gran recopilación de cien cuentos destacados, sino una inmensa posibilidad para los que amamos la lectura: la de perdernos en la obra y encontrarnos a la vez.

Samuel Zuleta

https://samuelzuleta.farmacodependencia.com/

Magíster en Drogodependencias, Especialista en Farmacodependencia, Psicólogo.