Marihuana

 Marihuana

Marihuana

Nombre Técnico: delta-9-tetrahidrocannabinol (Δ9-THC)

Otros Nombres: “Mango biche”, “Matira blanca”, “Santa moña”, “Flor”, “Mat rais”, “Punto rojo”, “Villa de Leyva” y “White”

Toxicidad:
5/5

Presentación: Mezcla gris-verdosa de hojas y flores secas y trituradas del cannabis sativa, cogollos o floraciones de la planta hembra (denominados entonces marihuana, aunque el nombre se aplica a la propia planta del cánnabis), en forma de hachís (preparado con la resina prensada de la planta), en tinturas o aceite.

 

Características Físicas: Podemos dividir los tipos de Planta de Marihuana y características en tres categorías diferentes básicas; Cannabis sativa, Índica o Ruderalis.

La planta es de estructura delgada por lo general, presentan finas ramas y hojas con peciolos estrechos y alargados.

Los principios activos de la planta, llamado cannabinoides, derivan de los terpenofenoles. Aunque estas últimas estructuras químicas están ampliamente distribuidas en la naturaleza, hasta el día de hoy no ha sido posible aislar cannabinoides de ninguna otra especie vegetal o animal.

En el cánnabis se encuentran presentes distintos principios activos; alrededor de 105 cannabinoides, terpenos, etc… Las cantidades de THC varían según la variedad de planta o el proceso de secado y elaboración (de hachís, tinturas, aceites, etc…) Las concentraciones medias de THC, según datos de muestras de análisis, se sitúan en torno al 15% en la marihuana; entre un 15 y un 20% en el hachís, entre un 20 y un 60% en las diferentes calidades de aceite y pueden alcanzar más del 90% en DHO o BHO.

Los cannabinoides se pueden definir por lo tanto como “grupo compuesto de 21 átomos de carbono”.

La planta de cannabis contiene hasta 70 cannabinoides cuya concentración depende y varia con la edad de la planta y el origen geográfico. 

Vía de Administración: Algunas personas fuman marihuana en cigarrillos arrollados llamados porros; muchas usan pipas, pipas de agua (a veces llamadas bongs) o cigarros de marihuana llamados blunts (que por lo común se arman cortando un cigarro a lo largo y reemplazando todo o parte del tabaco con marihuana.

La marihuana también se puede usar para preparar té y, especialmente cuando se vende o consume con fines medicinales, a menudo se mezcla en alimentos (comestibles) como brownies, galletas o dulces. 

Farmacocinética: Sustancia polar, de poca absorción gástrica, con metabolismo hepático y excreción renal, biodisponibilidad inferior al 1%, su acción comienza a los 30 minutos y la vida media es de 3 horas.

Formula Química: 

Efectos en el sistema nervioso central: Se caracteriza por causar un síndrome anticolinérgico.. 

Efectos psicológicos: Alucinaciones, pasividad, sugestionabilidad, amnesia anterógrada, somnolencia, en algunos pacientes se puede presentar una etapa inicial de agitación y agresividad, Los pacientes pueden presentar secuelas neuropsicológicas como: síndrome de demencia escopolamínica, síndrome de estrés post-traumático y alteraciones cognitivas.

El consumo continuado de cánnabis lleva a un aumento de la tolerancia. Por tanto, cada vez se necesitará más dosis para conseguir los efectos que antes se conseguían con menor cantidad.

Aunque no se ha descrito un síndrome físico de abstinencia, puede producirse en consumidores habituales una cierta habituación psicológica a la sustancia que puede hacer que, para estas personas, sea difícil dejar de consumir. Es preferible reservar el consumo para las ocasiones especiales y tratar de evitar, en la medida de lo posible, un consumo frecuente.

Se han descrito complicaciones respiratorias (irritación bronquial y pulmonar) tras un consumo continuado de cánnabis por la vía fumada. La mezcla con tabaco agrava los problemas que generan ambas sustancias por separado. Es mucho más recomendable consumirlo vaporizado.

Efectos Orgánicos: Mucosas y piel seca, midriasis, visión borrosa, fotofobia, piel eritematosa, hipertermia, hipertensión, taquicardia, disminución del peristaltismo, retención urinaria.

INGESTIÓN: Beber abundante cantidad de agua y trasladar al centro asistencia para iniciar lavado gástrico.

INHALACIÓN: Trasladar a centro asistencial para tratamiento sintomático.

CONTACTO LA PIEL: Lavar con abundante agua, si aparecen síntomas de intoxicación, trasladar al centro asistencial más cercano.

CONTACTO CON LOS OJOS: Lavar con abundante agua por lo menos durante 15 minutos, si hay aparición de síntomas de intoxicación, trasladar a un centro asistencial. La mayoría de los pacientes con intoxicación por Escopolamina pueden ser manejados sintomáticamente.

Puede producir una reacción paradójica de hiperexcitabilidad. con fines delincuenciales puede estar mezclada con benzodiazepinas, alcohol etílico o fenotiazinas.

  • J.J Meana y L.Pantoja. Derivados del cannabis: ¿drogas o medicamentos?, Instituto Deusto de Drogodependencias. Universidad de Deusto.

Samuel Zuleta

https://samuelzuleta.farmacodependencia.com/

Magíster en Drogodependencias, Especialista en Farmacodependencia, Psicólogo.