Metadona

 Metadona

METADONA

La metadona es un agonista opiáceo de larga vida media utilizado ampliamente para la deshabituación de heroína por su elevada eficacia en el control del consumo de heroína. Al unirse a los receptores opiáceos disminuye el deseo del adicto por consumir heroína.

Presenta un metabolismo hepático a través de las isoenzimas del citocromo P-450 (CYP3A4, CYP2D6, CYP1A2).

 Agonista de los receptores opiáceos.

Formula:  acido 3-acetamidopropan-1-sulfonico

Tratamiento sustitutivo de la dependencia de opiáceos.

Los más frecuentes son sudoración, náuseas o vómitos.

Presenta interacciones con los fármacos que inhiben o activan al citocromo P-450: alcohol (la intoxicación aguda disminuye el metabolismo de la metadona), disulfiram (puede producir la aparición de síntomas de abstinencia), benzodiacepinas (potencia los efectos sedantes), omeprazol (aumenta los niveles de metadona), carbamacepina, fenitoina, rifampicina, antiretrovirales como los inhibidores de la proteasa y de la transcriptasa inversa (disminuyen los niveles de metadona), antidepresivos tricíclicos (aumenta los niveles de los ADT), interferon (disminuye los niveles de interferon) y muchas más.

Indicada en embarazadas con dependencia de opiáceos.

La intoxicación produce miosis, depresión respiratoria y coma.

Se comienza con dosis de alrededor de 40 mg, con incrementos de 5-10 mg/día hasta alcanzar la dosis  decuada, habitualmente entre 80-120 mg. El tratamiento es a muy
largo plazo.

Related post