Modelos de intervención resumidos

 Modelos de intervención resumidos

Modalidad de Atención: Es el marco institucional o programático dentro del cual se realizan las actividades de
tratamiento, existiendo establecimientos cuya actividad se realiza dentro de un sólo nivel de atención y otros cuyo funcionamiento integra programas correspondientes a varios niveles integrados

Modalidad I: Ambulatoria

Tratamiento en encuadre no residencial.
Permanencia limitada (horas).
Frecuencia (semanal o interdiaria).
Ejemplo: Consulta Ambulatoria.

  • Pacientes con un grado de severidad manejable con los recursos disponibles o que han venido recibiendo tratamiento en una modalidad más intensiva y han mejorado al punto de poderse beneficiar de esta modalidad de atención o que pudieran requerir mayor intensidad de atención pero que en la actualidad no están listos para acometer un tratamiento de manera completa.
  • Pacientes con “diagnóstico dual”, trastornos mentales de severidad leve o de severidad grave pero estables.

Modalidad II: Ambulatoria  Intensiva Hospitalización Parcial

Tratamiento en encuadre no residencial
Permanencia de varias horas,
una mañana, tarde o ambas.
Frecuencia diaria.
Ejemplo: Hospital Día

  • Pacientes cuyos problemas tienen un grado de severidad que les permite ser manejados en un programa ambulatorio pero requieren de reforzamiento en cuanto a la intensidad de los cuidados, los cuales pueden ser brindados en un marco de frecuencia diario y durante períodos de permanencia de varias horas.
  • En esta modalidad pueden incorporarse componentes que habitualmente se brindan en una modalidad residencial y que proporcionan mayor estructura

Modalidad III: Residencial Comunidad Terapéutica

Tratamiento en internamiento Permanencia de 24 horas Énfasis de residencia y estructura.
Incluye cuidados de tipo residencial, profesional médico, psiquiátrico, psicosocial, control de medicamentos, evaluación, tratamiento, rehabilitación, abordaje de la familia, entre otras intervenciones.
Ejemplo: Comunidad Terapéutica a mediano plazo

  • Necesitan tiempo y estructura para practicar e integrar su recuperación y herramientas de afrontamiento que aún no reconocen que tienen un problema con las SPA.
  • Presentan efectos de trastornos por uso de sustancias muy significativos, con un nivel de daño muy grande, en los que las estrategias de motivación y de prevención de recaídas en ambulatorio no son posibles o carecen de efectividad.
  • Presentan trastornos cognitivos temporales o permanentes que dificultan sus relaciones interpersonales o sus habilidades emocionales para el afrontamiento.
  • Presentan ciertos problemas médicos, psicológicos y sociales graves que requieren de tratamiento integral, con múltiples aspectos y a largo plazo.
  • Lugar de habitación poco protector o tóxico, relaciones interpersonales caóticas con escaso soporte e incluso abusivas, extensas historias de tratamiento, problemas con la justicia, deficiente desempeño laboral y educacional, sistema de valores antisociales.

Modalidad IV: Hospital

Tratamiento en internamiento.
Permanencia de 24 horas.
Énfasis en atención médica general y especializada.
Incluye cuidados de tipo residencial, profesional médico, psiquiátrico, psicosocial, control de medicamentos, evaluación, tratamiento, rehabilitación, abordaje de la familia, entre otras intervenciones, bajo el control de un equipo de profesionales de la salud acreditados.
Ejemplo: Residencia Médica a Corto-Mediano Plazo.

  • Necesidades derivadas de trastornos por consumo de SPA con complicaciones moderadas y graves de salud mental y de tipo médico.
  • Trastornos médicos y mentales de tipo subagudo que requieren de todos los recursos disponibles en un hospital general o especializado

Emergencia Intervención en Crisis

Servicios de atención inmediata que deben estar disponibles para todas las modalidades para el abordaje terapéutico de complicaciones agudas del consumo de SPA donde el factor fundamental a atender es el riesgo inminente a la vida del sujeto y por ello la tecnología involucrada es esencialmente de tipo médico general o especializado.
Ejemplo: Sala de Emergencia en Hospital General.

  • Pacientes que presentan una descompensación de su condición biológica, psicológica o social, de una dimensión tan severa que requiere atención médica y de enfermería de inmediato.
  • Pacientes con cuadros de intoxicación o de abstinencia de grave intensidad, los cuales presentan alto riesgo de complicaciones y deben ser atendidas por un equipo de profesionales de salud (médicos y de enfermería) con entrenamiento adecuado que brinda atención permanente (24 horas), con base en protocolos específicos de intervención que requieren de todos los recursos hospitalarios y de atención médica intensiva

Fuente: Actualización de la guía practica de atención integral en farmacodependencia

Samuel Zuleta

https://samuelzuleta.farmacodependencia.com/

Magíster en Drogodependencias, Especialista en Farmacodependencia, Psicólogo.