Nuevas bebidas sofisticadas y amargas, pero sin alcohol

 Nuevas bebidas sofisticadas y amargas, pero sin alcohol

Para los no bebedores que han pasado los últimos meses uniéndose a happy hours en Zoom, se vuelve tedioso ver a los amigos beber whisky lentamente después de que sus propios vasos de agua mineral se han quedado vacíos. A la larga, los no bebedores se retiran.

Pero, ¿y si hubiera una bebida no alcohólica que valiera la pena beber despacio? ¿Del tipo que merece ser mantenida en la boca y degustarla en el paladar, del tipo que finalmente deja una impresión? Algo desafiante. Algo amargo.

Eso precisamente quieren elaborar los productores de una nueva cosecha de bebidas no alcohólicas.

Gnista utiliza ajenjo, un ingrediente muy asociado con la absenta. Foto: David Axelsson.

“No puede tener sólo una o dos notas”, dijo John Wiseman, quien fundó Curious Elixirs, una línea de bebidas mezcladas sin alcohol, en 2017. “Tiene que tener al menos tres, para que puedas tratar de distinguirlas”.

Wiseman comenzó a experimentar con una receta de Negroni sin alcohol en su cocina en el Hudson Valley de Nueva York. La razón era simple: “estaba bebiendo demasiado”, dijo, pero no estaba satisfecho con las sodas empalagosas que encontraba en los bares y restaurantes neoyorquinos. “Quería algo que me hiciera tomarlo lentamente y apreciarlo, no algo que me bebería de un trago”.

¿La pausa que una bebida amarga te obliga a hacer? “Eso es lo que la vuelve adulta”, dijo.

Para los no bebedores a los que les gusta salir a cenar, la palabra “adulta” es clave. Es por ello que Ben Branson creó Seedlip, una línea de licores sin alcohol que elabora en Inglaterra destilando cada ingrediente individual en ollas de cobre antes de mezclarlos.

“Estaba cenando con mi prometida, quien ordenó una hermosa copa de burdeos, y cuando pedí algo sin alcohol, el mesero regresó con un trago sin alcohol, rosado, afrutado y dulce”, dijo acerca de su inspiración para iniciar la empresa en 2015.

“Me sentí como un idiota. No encajaba con la comida, no encajaba con el ambiente, y me preguntaba cómo es que, cuando podemos dar cabida a las diversas alergias de todos, no se puede tener una opción decente, adulta y sin alcohol”.

En agosto de 2019, el conglomerado británico de bebidas alcohólicas Diageo adquirió una participación mayoritaria en la compañía.

Seedlip usa extractos naturales como chícharos y limoncillo, pero Curious Elixirs y las marcas más nuevas For Bitter For Worse, Ghia y Gnista se están inclinando más hacia el sabor más adquirido: la acidez.

La planta más amarga, que se puede encontrar en las etiquetas de ingredientes de la mayoría de estas nuevas bebidas, es la genciana. Gnista, una línea de licores no alcohólicos producidos en Suecia, utiliza ajenjo, que es asociado más comúnmente con la absenta y el vermut.

“Hay todo un espectro de acidez, desde el rábano rusticano hasta la genciana”, señaló Jennifer McLagan, autora de Bitter: A Taste of the World’s Most Dangerous Flavor, With Recipes. Sin acidez, de donde sea que la derives, dijo, tu cocina y tus bebidas carecerán de dimensión.

Fuente: © 2020 The New York Times

Samuel Zuleta

https://samuelzuleta.farmacodependencia.com/

Magíster en Drogodependencias, Especialista en Farmacodependencia, Psicólogo.