Objetivos de la evaluación neuropsicológica extensible a las adicciones

En los últimos años ha aumentado la demanda de exploraciones neuropsicológicas en los sujetos adictos, especialmente en aquellos en los que se sospecha una afectación cerebral que altera su estado cognitivo, ya sea ésta consecuencia del consumo o causa de vulnerabilidad al mismo. Efectivamente, se ha vuelto cada vez más frecuente incorporar neuropsicólogos clínicos a los centros que tratan adicciones. Su objetivo fundamental ya no se centra exclusivamente en identificar una posible alteración de las funciones reguladas por la corteza cerebral, sino que se dirige, cada vez más, hacia las necesidades de tratamiento que tienen las personas afectadas por alteraciones en las funciones cerebrales superiores; lo que permite entender la importancia creciente de los programas de rehabilitación neuropsicológica como un recurso terapéutico cada vez más necesario.

Objetivos

• Descripción detallada de las consecuencias de la disfunción cerebral en términos de funcionamiento cognitivo, posibles trastornos de conducta y alteraciones emocionales.
• Definición de los perfiles clínicos que caracterizan a diferentes tipos de patologías, sustancias o patrones de consumo que cursan con deterioro neuropsicológico.
• Contribución al establecimiento de un diagnóstico más preciso en determinadas enfermedades neurológicas y psiquiátricas como en las primeras etapas de los procesos patológicos degenerativos o, como ocurre en las adicciones, en las que existen alteraciones funcionales no detectadas con las técnicas de neuroimagen habituales.
• Establecimiento de un programa de rehabilitación individualizado, a partir del conocimiento más adecuado de las limitaciones, pero también de las habilidades conservadas, que permita optimizar el funcionamiento independiente y la calidad de vida del adicto.
• Determinación de forma objetiva de los progresos de cada adicto y valoración de la eficacia de los diferentes tratamientos (farmacológicos, cognitivos y conductuales).
• Identificación de los factores de pronóstico tanto de la evolución como del nivel de recuperación que se puede alcanzar a largo plazo.
• Valoración médico-legal del nivel de deterioro cognitivo, que sirva de apoyo a las interpretaciones de testimonios y peritaciones judiciales, y/ o de cara al establecimiento de posibles indemnizaciones.
• Verificación de hipótesis sobre las relaciones entre el cerebro y la conducta, que permita mejorar nuestra comprensión del modo cómo el cerebro procesa la información.

Fuente:

EVALUACIÓN NEUROCOGNITIVA EN LAS ADICCIONES
Javier Tirapu Ustarroz y José María Ruiz Sánchez de León

Samuel Zuleta

Samuel Zuleta

Psicólogo, Especialista en Farmacodependencia y Magíster en Drogodependencia. Especialista y Magíster en Entornos Virtuales de Aprendizaje.

Abrir chat
1
Hola
Bienvenido a Farmacodependencia.com
¿En que puedo ayudarle?
Powered by