Pruebas de Drogas en sangre o en orina ¿Cuál es mejor?

Los inmunoensayos tienen su origen en EE.UU. donde han sido ampliamente utilizados tanto para la detección de drogas como en toxicología desde finales de los años 80 con el propósito de detección de drogas en el área laboral antes de la contratación del personal y en controles en el lugar de trabajo. En consecuencia, los fabricantes de inmunoensayos basan sus “positivos” y “negativos” en niveles de corte según normativas americanas como las directrices de NIDA. Todos los ensayos se basan en el principio de reacción anticuerpo-antígeno, según el cual los analitos compiten con los antígenos para unirse a anticuerpos específicos.

El número de complejos inmunes formados por los anticuerpos y analitos es una indicación de la concentración de analito en la muestra. Sin embargo, el vínculo anticuerpo-antígeno no es directamente accesible para el análisis en la mayoría de los inmunoensayos. Este problema se resuelve acoplando uno de los dos componentes, ya sea el antígeno o el anticuerpo, a una “etiqueta” fácilmente detectable. Algunos ejemplos de etiquetas utilizadas son: enzimas (biocatalizadores), tintes y en menor medida componentes radiactivos.

Material de muestra

Para determinar la presencia en el cuerpo de sustancias farmacéuticas o narcóticas se pueden realizar los análisis toxicológicos utilizando diferentes materiales corporales.
Estos materiales deben elegirse según los requerimientos de cada aplicación particular: saliva, orina o sangre se usan para detectar un consumo reciente mientras que el pelo proporciona información sobre el consumo en un periodo mayor de tiempo.

Sangre

La sangre es un material muy adecuado para testar drogas y medicamentos porque contiene la sustancia farmacéutica o narcótica en el punto en el que la sustancia se introduce en el cuerpo y se transporta a todos los tejidos incluyendo las zonas donde la sustancia tiene efecto y a los órganos, que lo vuelven a expulsar del cuerpo.

La sangre no puede ser manipulada, tiene una composición bastante homogénea, y la concentración de la sustancia se encuentra en un estado de equilibrio dinámico con la concentración de las sustancias absorbidas en el sistema nervioso central y, por lo tanto, con respecto a cualquier efecto – al menos hasta un límite. La toma de una muestra de sangre, es un proceso altamente invasivo y por tanto no adecuado para llevarlo a cabo en la casa, empresa, o carretera (policiales).

Orina

La prueba de orina se puede utilizar como complemento al análisis de sangre. La ventaja de la orina es que puede proporcionar grandes cantidades de muestra sin la necesidad de usar técnicas invasivas. Por regla general, cualquier sustancia extraña y sus metabolitos se pueden encontrar en una concentración mayor que en el caso de la sangre, y pueden ser detectados durante más tiempo. El amplio perfil del metabolito también puede proporcionar información adicional.

Una de las desventajas, sin embargo, es el hecho de que los resultados de las pruebas de orina sólo son comparables a los resultados de las pruebas de sangre en una medida limitada.

Por ejemplo, se pueden encontrar concentraciones medibles en la sangre inmediatamente después del consumo, aunque los procesos por los cuales las drogas se descomponen en el cuerpo puede o no detectarse en la orina. Por otro lado, un resultado positivo en la orina no indica necesariamente un consumo reciente; en el caso del consumo de canabis, o el THC ácido carboxílico, que es el metabolito principal utilizado para la detección, puede ser encontrado en la orina incluso después de varias semanas. El hecho de que las pruebas de orina requieran unas instalaciones adecuados para que el sujeto pueda realizar la muestra, implica a menudo una gran cantidad de tiempo y personal.

Es imposible no introducirse en la privacidad de la persona si se debe supervisar la recogida de la muestra. Es por eso un método intrusivo. También es posible que la muestra de orina del sujeto sea manipulada de diferentes maneras, de hecho no siempre es posible obtener una muestra. En definitiva, aunque la muestra de orina permite en principio detectar el consumo de drogas, y no está permitido por la ley en muchos países

Saliva / Fluido Oral

La saliva (fisiológica) es incolora y transparente, de baja viscosidad la producen las glándulas salivales situadas cerca de la cavidad oral. Cada día, estas glándulas producen alrededor de 1 a 1,5 litros de saliva. Las muestras de fluido oral (ligeramente diferentes a la saliva) proporcionan información detallada sobre el estado actual de la influencia de drogas en la persona, porque al igual que la sangre, correlacionan mas precisamente con el momento del consumo de drogas y la extensión de su efecto, que las muestras de orina.

Es más fácil obtener muestras de saliva de una persona que de orina, ya que no produce una seria invasión de la privacidad de la persona; y además se puede obtener la muestra en el lugar de la prueba sin constante supervisión. Resultado de ello, es la reducción de tiempo y personal involucrado en la prueba. Además la manipulación de la muestra es prácticamente imposible. La experiencia ha demostrado que en general se acepta mejor por parte del sujeto sometido a prueba la muestra de saliva que la de orina.

Pelo, uñas de las manos y uñas de los pies

Los materiales que contienen queratina tales como el cabello y las uñas, también se pueden utilizar para realizar este tipo de análisis. ningún detalle de un consumo reciente o si el sujeto en cuestión actúa en ese momento bajo la influencia de las drogas.

El cabello y las uñas no son, por tanto, representativos para los controles de muestreo de drogas. Su contenido en queratina permite que las drogas se incorporen en la estructura de la misma, lo que permite comprobar su presencia, y mostrar un “histórico del consumo de drogas” de la persona en investigación, teniendo en cuenta el crecimiento del pelo por ej. (1cm por mes).

Este método no proporciona ningún detalle de un consumo reciente o si el sujeto en cuestión actúa en ese momento bajo la influencia de las drogas. El cabello y las uñas no son, por tanto, representativos para los controles de muestreo de drogas.

Comparación entre los análisis de drogas en saliva con los de sangre y orina

Samuel Zuleta

Samuel Zuleta

Psicólogo, Especialista en Farmacodependencia y Magíster en Drogodependencia. Especialista y Magíster en Entornos Virtuales de Aprendizaje.

Abrir chat
1
Hola
Bienvenido a Farmacodependencia.com
¿En que puedo ayudarle?
Powered by